Skip links

Fué un éxito el estreno de Game Of Thrones season 8?

‘Juego de Tronos’ 8×01: De aquellos polvos, estos lodos

‘Juego de Tronos’ 8×01: De aquellos polvos, estos lodos

Andres Felipe Tierradentro

La espera mereció la pena. Una espera de casi dos años desde el final de la séptima temporada que culminó en esta season premiere de la octava y última temporada, de título ‘Winterfell’, y que desde luego no decepciona: es una amalgama de todas las virtudes (y algunos de los defectos, que haberlos, haylos) que han convertido a ‘Juego de Tronos’ en el gran fenómeno cultural de esta década que se precipita a su fin.

NOTA: Este artículo habla sobre detalles de la trama del capítulo 8×01 de ‘Juego de Tronos’.SPOILERS del capítulo si todavía no lo has visto.

Ésta era su sinopsis oficial:

Que no falté de nada. Ni gloria

This is Liquid Fancy heading element

Los inicios de temporada de ‘Juego de Tronos’ suelen ser tranquilos, de volver a colocar las piezas en el tablero e hilvanar las tramas que explotarán a final de temporada pero con, el final de la serie a apenas seis semanas, Benioff y Weiss no se pueden permitir andar mareando la perdiz y este inicio de la temporada final va a tope desde el primer momento. En sus 54 minutos (que, de verdad, parecen muchos menos de lo rápido que va todo y lo bien que te lo pasas) pasan muchas cosas y muy importantes.

Ya el opening, más largo y más impresionante que nunca (te lo dejamos para que te recrees al final del artículo), te deja con el culo torcido mientras recorres desde la brecha en El Muro hasta el Salón del Trono de Desembarco del Rey pasando por las catacumbas de Invernalia. Todavía lo estás flipando cuando Benioff y Weiss saldan una deuda con las fans de los libros y nos dan una comitiva real llegando a Invernalia con la pomposidad y grandilocuencia que Martin describía al principio de ‘Juego de Tronos’ y que el piloto de la serie nos escatimó por cuatro caballos y un carruaje entrando en un establo por cuestiones presupuestarias.

Y es que en esta última temporada la HBO, como si de John Hammond se tratara, no ha reparado en gastos y quiere que se note. De ahí esa fastuosa entrada de Daenerys, Jon, los dragones y su extensa comitiva en Invernalia y de ahí también esa fotografía tan viva, realista y cinematográfica y, sobre todo, ese trepidante e innecesario vuelo de Daenerys y Jon a lomos de sus dragones en una escena que ya tiene la Disney que esforzarse para superarla en ‘Vengadores: Endgame’ o ‘Star Wars: The Rise of Skywalker’.

Desde luego el trabajo de un director clásico de la serie como David Nutter (fue el director, por ejemplo, del capítulo de La Boda Roja) es fantástico pero con esos mimbres casi que cualquiera.

Redacción y autoría: Xataka.com

 

 

 

REF | XatakaXataka

Abrir chat
Powered by